lunes, enero 08, 2007

.

En estos momentos la tinta no fluye tan coherente como debería, pero que importa, quizás no hace falta la coherencia, no es necesaria, menos en estos momentos en que si hiciera lo que debería, no estaría aquí. No más deberes, ni pensar las sensaciones, amor es lo que deseo, solo amor, pero no puedo ofrecer más que eso. Las palabras se agotan, se transforman en sentimientos...

y caigo otra vez...


y me quedo así, mirando la nada, pensando tu nombre y soñando con tu rostro; y creando una historia excitante, que se vuelve presente en un sueño.


Y me desespero.

Y una lágrima recorre mi rostro, ni siquiera sé si es por pena o por remembranza, pero creo que tampoco quiero saberlo, si lo supiera estaría nuevamente racionalizando lo que siento.

Ya no más explicaciones, ya no más. Estoy comprendiendo gracias a este sentimiento lo que me han tratado de mostrar estos 23 años que ya acaban.

*Muchos de los escritos que aparecen aquí son antiguos. Es por eso que en este me refiero a "23 años".


*

Naci libre,
pero ahora soy esclava de tí,
dependo de tí para sobrevivir.

¿En qué momento abandoné mi libertad y me transformé en prisionera?
¿En qué momento abandonamos la libertad y nos transformamos en prisioneros del amor?

Cuando nacemos somos libres.
y de repente nos transformamos en esclavos del amor y no podemos vivir sin él
y si cuando somos niños nos amamos a nosotros mismos
hoy me pregunto ¿En qué momento perdemos eso?

...

Cuando sabemos que existen los demás

martes, enero 02, 2007

Algo de reflexión...

Fiestas impuestas por rituales y costumbres arraigadas en nuestra historia, la historia de nuestra cultura, de nuestra sociedad. Es casi una imposición juntarse en familia, abrazarse, beber para celebrar, y para despedir. Despedir aquello que dejamos atrás y dar la bienvenida a lo que viene. Celebrar. Pero ¿alguien sabe realmente lo que celebra?.

Cada año es como cada día en la vida; dormimos, despertamos, sufrimos, reímos, nos empapamos con la ira, el instinto, con nuestra espiritualidad, con el amor; cada día tenemos opciones que tomar, problemas que resolver, pero aún así no celebramos cada día que pasa, ni damos la bienvenida al día siguiente. Entonces ¿por qué celebramos el 31 y el 01? son días como cualquier otro, la diferencia la hace la costumbre. No es necesario celebrar nuestros días con un trago y una buena cena, es simplemente darse un tiempo para reflexionar acerca de lo que estuvo bien, forjarse metas e intentar buscar soluciones a lo que es un problema. Y de eso me di cuenta este año.

No quise celebrar, simplemente porque no queria, pero no entendía por qué no queria, me di cuenta que así como durante el año a veces no quiero celebrar y deseo estar tranquila, simplemente no tenia ánimos. Pero ya que estamos en este tema de los rituales y estos nos llevan a dar abrazos y felicidades - como si el tiempo se detuviera y volviera a empezar, pero luego el 02, después del descanso de las celebraciones, la vida sigue igual, nada ha cambiado - estuve con mi familia por no hacer lío, y como en esta fecha no se nos permite estar enojados, me uní al festejo, pero de manera muy tranquila. El vino estuvo bueno y siempre viene bien una copa de champagne y reencontrase con la familia, además que dar abrazos no siempre es malo. Pero temprano me sumergí en mi soledad, no por aguafiestas ni por depresión, simplemente queria estar sola, como muchas veces en el año quiero estar sola. No soy un robot al cual condicionan y si alguna vez para año nuevo quiero estar en casa viendo una película mientras todos están en fiestas, no creo que me haga menos persona, al contrario, me hace más individuo. Lo mejor fue que me entendieron aquellos que me quieren y con quienes compartí esas horas.

El por qué de esta reflexión y de por qué no queria celebrar fue simple. Los años anteriores me imponía celebrar, era la excusa para salir, emborracharme sin tener problemas con mis padres, - simplemente porque está permitido, todos lo hacen - y así ahogar mi soledad entre la gente, borrarme del mundo, pensando un mañana que no traerá ninguna novedad. Pero esta vez fue diferente; no tenia que ahogar ninguna soledad, si no que utilicé esta instancia para reflexionar por qué soy tan feliz ahora y antes no me sentia completa, plena; siempre habia un atisbo de infelicidad en mi alma. Fue una instancia para darme cuenta que abrazando el dolor pude llegar donde estoy, porque aprendí de ello... al fin aprendí de ello. Una instancia para entender el verdadero significado de un año nuevo, o de terminar un ciclo para comenzar otro. Un simple viaje sin ganas de celebrar algo que se tiene que celebrar, me hizo cuestionar ciertas costumbres que en mí también estuvieron impuestas... hasta hoy, donde puedo decir que celebro cada día por la felicidad de ver sus ojos, escuchar su voz, de vivirla, de amarla, de saber que nuestras almas se pertenecen, y darle la bienvenida a la mañana siguiente, donde sé que estará otra vez conmigo, y vivo cada día con ansias.

Cada persona tiene un año nuevo propio que celebrar. Los ciclos de cada humano no pueden ser calculados por calendarios, ni impuestos por rituales. Cada uno sabe cuál es su año nuevo, sabe en el momento que ocurre el cambio, sabe cuándo debe celebrar y con quienes celebrar. Si para mí es el 07 de julio, para alguien más será otro día. Lo bueno es que mi año nuevo no lo celebro sola... somos dos.


FELIZ VIDA NUEVA.






Y cada día levanto mi copa de champagne...

viernes, diciembre 29, 2006

.

Te esperan dentro de mí. Te espera mi sexo.
Mi cara se llena de placer tan solo al pensarte.

Abres mis piernas,
nos movemos,
nos deseamos.
Nos entregamos.

Mis caderas se llenan de vida, mis manos también.

El placer me está cegando, me está envenenado... y tú...
tocas mis pechos con mis manos,
tocas mi sexo con mis manos...
y yo grito,
pido más...
deseo más...

Todo se borra a mi alrededor.
Somos solo tú y yo. Tú en mi mente, yo en esta soledad...
y ya el placer sobrepasa los límites...
más,
más,
más...

Y todo acabó.
Mi mano está empapada, la llevo por todo mi cuerpo,
y la saboreo, siento el delicioso sabor que has robado de mí.


Ahora necesito un beso.

Es en ese instante donde comienza el vacío...

y mi corazón te necesita...
Es en ese instante cuando te dejo de desear y te comienzo a necesitar mi amor.

Copyright © 2006. Gloria Silva.



sábado, diciembre 23, 2006

.

Apareciste como un sueño
Y ahora como un niño me pregunto el por qué.

Fue como los ángeles cuando vuelan,
Nunca los has visto, pero crees.

Fue como el amor,
Sabes que no existe, pero crees.

¿Alguien podrá descifrar el misterio de la fe?

Sabes que el amor no existe,
Pero lo esperas
Y sufres
Y conoces la soledad

Y se desgarra por primera vez tu corazón
Y se delata
Y sabes que está dentro de ti porque sientes sus latidos
Y sabes que si sigue latiendo más fuerte morirás.

Y...









Siempre lo bello me lleva a pensar en la muerte.

jueves, diciembre 21, 2006

.

Calla.

Quiero mirar tus labios, besar tus ojos.
Calla.

Que mi alma no te mentirá y ella habla en el silencio.
Calla.

Tomas mis manos, provocas que estén trémulas.
¡Qué dulce tormento!
Eres tan bella que me intoxicas,
Eres tan bella.

Calla.

No nos queda más que callar...

sábado, diciembre 16, 2006

Hasta el 20 de diciembre...

Estos días han sido bastante agitados en relación a estudios, por lo que no me he dado el tiempo de actualizar. Una mosca me distrae y necesito estar concentrada.
El 20 de diciembre me desocupo de lo que me mantiene ocupada, extremadamente ocupada, así que luego de esa fecha pretendo actualizar.

Gracias a los que me han leído, gracias a los que han dejado sus huellas. Pronto seguiremos comunicándonos por el cibermundo.


Fin de año es un verdadero pandemoium.

viernes, diciembre 08, 2006

.

El alma es un invento para aliviar los momentos de debilidad, como decirnos que todo pasa por algo, o culpar al destino de nuestros fracasos.

El alma es un invento cuando nos sentimos debiles para luchar, asi como creer en el destino...

o que todo pasa por algo...

Y si, todo pasa por algo, porque es el efecto de una causa que nosotros mismos hemos creado, pero es más facil culpar a las fuerzas ignotas que reconocer nuestros errores.. Es más fácil crear fantasias intocables y metáforas, que aceptar la realidad.

Es más fácil creer en la culpabilidad de los átomos...
Es más fácil.